Marandú Digital
Portal de Noticias del Paraguay

   
INICIO EDITORIAL POLÍTICA ECONOMÍA MEDIO AMBIENTE SALUD DEPORTES JUDICIALES GUARANÍ ARTE Y ESPECTÁCULOS EMPRESARIALES
CIENCIA Y TECNOLOGÍA ESPIRITUALIDAD SEMINARIOS GANADERÍA SOCIALES GASTRONOMÍA PARAGUAYA VGB WCA NR AG
Necesitamos un seguro público para la cobertura universal de salud en Paraguay

 

La atención a la salud es un derecho humano que exige acciones concretas del Estado para garantizarla. Esto no ocurre de manera explícita, generando exclusión y gastos excesivos en los hogares para atender a los enfermos. Es posible corregir esta situación con un modelo de aseguramiento público progresivo. El fondo necesario puede lograrse mediante reformas fiscales y un modelo financiero solidario y equitativo. Terminar con la exclusión y catástrofes financieras


La atención a la salud es un derecho humano que está reconocido en nuestra Constitución Nacional. Pero en Paraguay este derecho es un enunciado difuso y los mecanismos legales son débiles para garantizarlos.
Sólo aquellas personas que están aseguradas, al IPS o a una empresa privada, tienen derecho a prestaciones concretas. Pero el 70.88% de la población no tiene seguro médico, lo que se agrava en las zonas rurales donde el 86.65% está en esta situación.
Bajo el modelo actual, nadie tiene la garantía que recibirá la atención que necesita ya que dependerá de la disponibilidad o el acceso a esos servicios. Incluso los asegurados están expuestos a distintos grados de incertidumbredependiendo del periodo de carencia, del tipo de enfermedad, del plan de seguro y de los mecanismos de exigibilidad.Esta falta de garantías es el origen de la exclusión social y de los gastos excesivos en salud ante una enfermedad o accidente.
En el 2015, 2.18 millones de personas reportaron estar enfermos en el último trimestre, pero más de 400 mil de ellas no consultaron, el 80% porque se automedicaron.
En el 2014, el promedio de gastos de bolsillo por la última enfermedad fue de 54.3 dólares, 61.8 dólares para los que tienen seguro de IPS, 151.9 dólares para los que tienen seguro privado y 44,2 dólares para los que no tienen seguro. El principal motivo fue la compra de medicamentos, seguido del pago por estudios de diagnóstico y hospitalizaciones. Alrededor de 45.000 hogares tuvieron gastos catastróficos para atender a los enfermos, es decir, que sus gastos de salud excedieron el 30% de su capacidad de pago. La Incidencia sobre la capacidad de pago del 10% más pobre fue 15 veces superior al del 10% más rico. Considerando el promedio de precios, el pago por una hospitalización fue el doble del ingreso mensual promedio de una persona.
El gasto de bolsillo es tan elevado en Paraguay que representa el 50% del financiamiento total del sistema de salud y es la principal fuente de inequidad financiera.

Podemos tener un sistema de salud con garantías

Para revertir esta situación no bastará con incrementar el gasto público y la eficiencia. Ambos son necesarios, pero no será suficiente. Lo primero es incorporar a las personas al sistema de salud bajo un principio de derechos. Lo segundo, la definición de prioridades y prestaciones basados en las necesidades de la población. Lo tercero, un nuevo modelo de financiamiento equitativo y solidario.
Una de las soluciones posibles para incorporar a la población sin seguro es la creación, por ley, de un Seguro Nacional de Salud, de naturaleza pública, con los siguientes objetivos: a) reducir el gasto de bolsillo; b) proteger a los hogares contra gastos excesivos; c) agrupar fondos para financiar prestaciones explicitas; d) recaudar y distribuir los recursos con criterios de equidad, e) incorporar a las personas al sistema de garantías mediante un criterio de ciudadanía. Su operación se fundamenta en 3 herramientas iniciales: a) El Plan Universal de Garantías de Salud; b) El Plan de inversiones para el desarrollo de redes; c) Fondos de Salud agrupados por programas
El Plan Universal de Garantías de Salud es el conjunto de prestaciones para otorgar una atención integral ante un conjunto de eventos priorizados, incluidas las normas de calidad y los mecanismos de acceso.Inicialmente debería constar al menos de: a)Programa de Acceso basado en Atención Primaria de la Salud; b)Programa de Acceso a Medicamentos Esenciales; c) Programa de Proteccióncontra gastos catastróficos de salud; d) Programas de Atención especializada por grupos de edad y género; e) Programa de promoción y protección de la salud.Con un criterio de equidad, debería ser implementado en el sector público y privado, de tal manera que, ante una misma necesidad, las personas reciban el mismo conjunto de prestaciones, lo que significa la unificación del sistema de salud desde el modelo de atención y no desde el modelo de financiamiento.
La necesidad y la capacidad de respuesta en los distintos Departamentos y Municipios del país son asimétricas. Las brechas de oferta son enormes y si estas no se corrigen,los beneficios propuestos serán solo enunciativos. Para estos ajustes será útil un Plan de inversiones para el desarrollo de redes. La magnitud de este plan estarádeterminada por la brecha de oferta de una cartera de servicios de acuerdo al plan de garantías.
La población, los servicios garantizados, la protección financiera y la calidad son las dimensiones que se contemplan en el aseguramiento público progresivo hacia la cobertura universal de la salud.

El financiamiento necesario es posible mediante un modelo solidario y reformas fiscales

Para lograr una protección financiera efectiva, los fondos agrupados deben ser el 7% del PIB y hay que lograr una reducción del gasto de bolsillo al 20% del gasto total de salud. Además del incremento del gasto público, hay que introducir ajustes en la oferta y reorientar el financiamiento en función de objetivos concretos.
El IPS gasta por cada asegurado 307 dólares al año, en cambio el presupuesto del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social representa un gasto anual de 149 dólares por cada persona sin seguro. El gasto per cápita por medicamentos del IPS es más que el triple de lo que gasta el MSPBS.
Equilibrar estos desbalances. reducir la brecha de oferta de servicios y proveer el plan de garantías puede alcanzar 1.000 millones de dólares adicionales.
Los recursos financieros del Seguro Nacional de Saluddeberían agruparse por programas, para prestaciones concretas y para una población definida. El incremento del presupuesto debería estar en función del número de personas o de familias aseguradas y para corregir las asimetrías de la oferta.
El modelo impositivo actual presenta notorias limitaciones para proveer los recursos que se necesitan.Para recaudar el dinero suficiente hay que recurrir a varias fuentes de financiamiento posibles:nacionales, departamentales, municipales ycontribuciones de los hogares según su capacidad de pago. Se deben prever fondos de subsidio completo para los hogares bajo la línea de pobreza o en situación de vulnerabilidad. En todos los casos hay que evitar los copagos, el pago directo o gasto de bolsillo al momento de utilizar los servicios de salud que se necesitan.Garantizar una atención integral no es posible hacerlo sin dinero suficiente y para ello hay que introducir las reformas necesarias, entre ellas las reformas fiscales.
Mejorar el sistema de salud que tenemos podrá traer beneficios adicionales, pero sin estas reformas estructurales, u otras similares, no será suficiente para tener un sistema de salud con garantías para todos.Es posible hacerlo solidariamente, paso a paso y de manera progresiva mediante un amplio consenso social y político.
La lotería de las enfermedades funciona al revés de la que conocemos. En ésta nadie de nosotros quisiera salir sorteado, pero todos, sin excepción, ya tenemos un boleto. Si nos toca, quisiéramos tener un sistema de salud que nos proteja.
Es nuestro derecho.


ID/Foto MSP

TITULARES SALUD

Protegen a escolares contra 4 enfermedades graves, con aplicación de VPH y Tdpa

La Dirección de Adultos Mayores ya cuenta con móvil para traslados

Necesitamos un seguro público para la cobertura universal de salud en Paraguay

Salud obtiene título de propiedad, tras 75 años

“Jaityke Sevo´i” apunta a 250 mil escolares de Central

Acercan atención médica y odontológica a comunidad vulnerable de Villeta

Por primera vez, indígenas acceden a jornada preventiva de cáncer de mama

Última jornada de IMAHelps y más de 5.600 personas atendidas

Distribución segura y oportuna de medicamentos e insumos a servicios de salud

Enfatizan educación nutricional y estilos de vida saludables en escuelas de Capital

 
Marandú Digital
Portal de Noticias del Paraguay
Publicidad Contacto
Edición Asunción - Paraguay Staff Power By Celestial Luminoso
Copyright 2008 - Todos los derechos reservados